domingo, 16 de octubre de 2016

Si lo dice la BBC debe ser cierto!

Hoy me encontré con un artículo sobre la depresión en la BBC que era replicado por un medio nacional con bombos y platillos; dándole según ellos, luz a una enfermedad de la que se sabe poco. Me hizo gracia que habiendo tanto sucediendo acá, decidieran darle copy paste a un reportaje nacido al otro lado del mundo. Así somos aquí, nos hacemos los locos con lo que le sucede al vecino, o en nuestra propia casa, pero hacemos la gran gracia, tratando de ayudar a quien está a miles kilómetors de distancia.

La depresión está entre nosotros. 


Hoy ha sido un día particular para mi, y quise compartirlo con ustedes que sin conocerme me han leído y apoyado... algunos. Ayer hice algo indebido, la soledad me ganó (como suele hacerlo) y fui a un lugar al que no debí haber ido. Qué difícil que es alejarse de los desencadenantes de nuestra depresión. Para una persona sana, eso es motivo de un bajonazo emocional, quizás de un poquito de goma moral, pero para una, que todo lo sufre de manera sobre natural, que todo lo vive como si fuera el final, hoy ha sido un día de llanto, dolor y pena.

Dicen que los primeros pasos para la recuperación son el reconocer que algo sucede, buscar de dónde viene, darse el espacio y permitirse la ayuda necesaria; el problema siempre será como mantenerse alejada de esos desencadenantes, que  en mi caso, son muchos y tan variados como los colores.

Miedo a la soledad, preocupación desmedida por el futuro, tengo muy altas expectativas, miedo al rechazo, el amor y sus vertientes, el desamor y sus dolencias, temor a lo que le pueda suceder a mi hija, miedo a las pérdidas, terror a los cambios, miedo al fracaso y mil y una más; pero creo que lo peor de todo es que siempre he sido una persona que se entrega a lo que hace con cuerpo y alma, y duele mucho cuando no te responden con la misma intensidad. Cómo hacer para no enfrentarse a todo eso, si eso al final es la vida, nada es perfecto, todo tiene posibilidad de salir mal y si hablamos del amor, probablemente lo hará.

No culpo a nadie por mis vacíos más que a mi misma, porque me cuesta cerrar capítulos, porque soy reinicidente, porque insisto en abrirme con las personas equivocadas.

Hoy me desperté como hace 4 meses, cuando nadie sabía de mi lucha, como cuando estaba en soledad absoluta. Hoy me deperté mirando mis muñecas y deseando que se abrieran por obra y gracia, sin tener que hacerlo yo, y me di cuenta que mis heridas siguen sangrantes, siguen abiertas de par en par y que debo estar pendiente de mi misma, de mi seguridad y de mi felicidad, para que no se me escape de las manos.

Debo recordarme que debo ser feliz.



Si usted, al igual que yo amaneció con pensamientos oscuros le recomiendo lo siguiente:

  1. Respire lentamente contando cada respiración, eso traerá su mente al momento presente. 
  2. Manténgase a salvo si tiene pensamientos de lastimarse a sí mismo.
  3. No se sienta culpable.
  4. Hable con un terapeuta.
  5. Evite estar solo.
  6. Trate de cultivar pensamientos positivos y relaciones positivas.
  7. Busque alguien con quien hablar.
  8. Considere la opción de la medicación.
    Haga planes, establézcase objetivos. 
  9. Aprenda a Meditar 
  10. Involúcrese en algún deporte.
  11. Coma bien. En especial alimentos con Vitamina C, D y Zinc, Hierro y Omega-3.
  12. Evite el Alcohol.




Link de referencia:

"Me daba miedo entrar a la casa y encontrar a mi esposa ahorcada": cómo es vivir con alguien que sufre depresión. BBC MUNDO







3 comentarios:

  1. Sasha. Leerte es un aprendizaje sublime.

    Organicemos un foro, una grsn actividad sobre la depresión y más aún sobre los partícepes en todas las vías....

    Estos tus pasos, te ayudan .... Pero que grandioso que además salven vidas.... Te lo aseguro

    ResponderEliminar
  2. Espantar a la oscuridad es imposible. Pero encender una pequeña vela es eficaz. Cuàl es tu vela? Què enciende la luz en tu alma? A mì abrazar a mis hijos me basta.

    ResponderEliminar
  3. Espantar a la oscuridad es imposible. Pero basta encender una vela y se va. Cuàl es tu vela? Què enciende la luz de la esperanza en tì? En mì, dar amor, abrazar a mis hijos. Saber que soy inmensamente amada por el Amor mismo.

    ResponderEliminar